Se enciende la senal. Cuando entra el Primer Ministro caminando frente a la camara me gustaria meditar que por su testa ocurre aquella cancion sobre Tachenko, y no ha transpirado tarareara: “No tengo escapatoria asi­ como no es ningun pretexto

Se enciende la senal. Cuando entra el Primer Ministro caminando frente a la camara me gustaria meditar que por su testa ocurre aquella cancion sobre Tachenko, y no ha transpirado tarareara: “No tengo escapatoria asi­ como no es ningun pretexto Por demasiado que te...